Pianeta 🌍 Musica 👨‍🎤

La música mueve los sentidos, y las noticias.
Construcción de espacios para músicos

Construcción de espacios para músicos

Todo proyecto tiene tres grandes etapas; la primera es la fase de planificación, donde se trata de establecer cómo el equipo de trabajo deberá satisfacer las restricciones de prestaciones, planificación temporal y costo. Una planificación detallada da consistencia al proyecto y evita sorpresas que nunca son bien recibidas. En la fase de ejecución se encuentra el conjunto de tareas y actividades que suponen la realización propiamente dicha del proyecto o de la ejecución de la obra. Finalmente viene la fase de entrega o puesta en marcha. Debido a que todo proyecto de construcción debe finalizarse en un plazo predeterminado (como lo establece Steel Buildings), antes de culminar y hacer la entrega de la obra al cliente, se comprueba que funcione adecuadamente y responda a las especificaciones en su momento aprobadas.

Adicionalmente se encuentran la Fase de iniciación donde se definen los objetivos del proyecto y de los recursos necesarios para su ejecución. Luego una fase de control para la monitorización del trabajo realizado, analizando cómo el progreso difiere de lo planificado e iniciando las acciones correctivas que sean necesarias.

Pero cuando dichas construcciones se tratan de espacios donde se llevarán a cabo conciertos, musicales, o cualquier espectáculo inherente a la música,  hay otros aspectos a considerar. En los auditorios ahora se premia la versatilidad. Y la tendencia es que este tipo de edificios dedicados a la celebración de actos están dejando de ser únicamente lugares cerrados para escuchar música. Ahora se trata de sacarles más partido y de acondicionarlos para otros usos, como bailes o comidas, haciendo uso de la versatilidad.

Se han tomado ejemplos como las hondonadas con gradas de los griegos o romanos, o los  Bauhaus en el XX. Algunas otras referencias podrían ser Dansk Radio Byen (2008), Copenhague. Jean Nouvel. Quien hace referencia a la tendencia de que el auditorio no se exprese hacia el exterior. Es como una gran caja azul y en su interior explota la arquitectura. Desde afuera nadie diría que el exterior corresponde a su interior. Es una dicotomía brutal.

Otra referencia, es la hecha por The Sage Gateshead (2004), Newcastle (Reino Unido). Norman Foster; lo cual es un ejemplo contrario al anterior ya que toma las tres salas, ordenandolas  al lado de un río y les coloca un caparazón que indica que hay tres volúmenes diferentes. Tiene una sala muy convencional, cuadrada, pero el caparazón es el que le da el carácter.

Un ejemplo adicional, es el Centro Cultural Miguel Delibes (2001), Valladolid. Ricardo Bofill. Es una construcción muy interesante porque a partir de una sala enorme logra crear una gran intimidad alrededor del escenario: con la inclinación de las gradas consigue acercarse mucho a la representación.

Otro espacio de suma importancia resulta la ampliación del Petit Palau de la Música (2004), Barcelona. Oscar Tusquets. Sobre el diseño de Domènech i Montaner (1908) se ha realizado la ampliación, pero sin quitarle protagonismo. El arquitecto hizo un hueco y hundió la sala, a la que llega la luz natural de arriba. La gracia es que el auditorio se puede camuflar, se guardan los asientos en una tarima y se pueden hacer otro tipo de representaciones.