Pianeta 🌍 Musica 👨‍🎤

La música mueve los sentidos, y las noticias.
Las plantas y su relación con la música

Las plantas y su relación con la música

Los seres vivos necesitamos en nuestro entorno del sonido, y si se trata de la música, mucho mejor para poder vivir con armonía. Las plantas requieren de muchos cuidados y atenciones para poder existir, mientras que muchos estudios han revelado que las plantas contienen órganos sensoriales que les permiten captar lo que acontece a su alrededor y utilizarlo para su normal desarrollo. Hay estudios que revelan que las plantas crecen si se les habla o se les coloca música, y aunque esto resulte un tanto extraño, es una realidad. Existen algunos implementos que pueden ser de utilidad al momento de cosechar cómo a la máquina entutorar tomsystem.

Entre la música y las plantas existe un nexo bastante significativo, donde algunos géneros surten más efectos que otros, hay melodías que les provoca un impulso de vida, pero de igual forma las plantas también necesitan algo de silencio. Durante un estudio las plantas que fueron sometidas a la música suave y sana, comenzaron a crecer mucho más rápido y además sus ramas comenzaron a inclinarse hacia el lugar de donde provenía la melodía.

En el año 1973, se realizó el primer estudio sobre esto, donde la investigadora Dorothy Retallack fue quien dió el primer paso. Dicho estudio contó con el apoyo de la universidad de Denver. Durante un periodo determinado de tiempo se monitorearon dos plantas de la misma especie expuestas a diferentes condiciones.  A un grupo se le colocó rock durante tres horas y a la otra música suave y relajante tres veces al día.

El resultado fue que las plantas que fueron expuestas a la música suave comenzaron a crecer de forma más sana, mientras que sus tallos empezaron a inclinarse hacia la dirección del sonido. Por el contrario la que fue expuesta al rock, dejó de crecer, tenía hojas pequeñas y se alejaban del aparato, crecieron muy dispersas y algunas ramificaciones murieron.

Luego de obtener los resultados, la especialista indicó que las plantas deben estar cerca del jazz, la música clásica de órgano y alejadas de Jimi Hendrix o Led Zeppelin. Se estudiaron otros géneros y se llegó a la conclusión de que la música india y la country también eran muy disfrutadas por las plantas.

Entre los resultados que se obtuvieron, también se descubrió que existen diferentes estímulos que ayudan a que las plantas crezcan más rápido. Durante el proceso de crecimiento se le colocaron varios tipos de sonidos que hacían que estas crecieran mucho más rápido.

Finalmente se concluyó, que someter a una planta a un sonido o tono continuo durante unas ocho horas, hacía que las plantas murieran en dos semanas, pero empleando un tono intermitente durante tres horas, hacía que las plantas crecieran más rápido que las que no tenían contacto con el sonido.

Efecto Mozart: Las plantas y la música clásica

Muchas amas de casa amantes de la jardinería cuentan que exponer las plantas a la música clásica hace que estas puedan crecer mucho más sanas, a esto se le denomina el Efecto Mozart. La compañía japonesa Pioneer hizo a algunos estudios donde se comprobó más a fondo cuál era la influencia de las vibraciones en plantas.

Para ello se le colocaron electrodos a las hojas de la lechuga y el tomate, a los que enviaban señales a través de un electrodo, encontrando en ellas reacciónes luego de sonar la polonesa de Chopin, Brahms, Beethoven y Mozart, las cuales fueron captadas por el aparato.

Las plantas fueron sometidas a la música clásica por varias horas seguidas, mientras que sus raíces recibieron una influencia magnética creada por imanes situados por circuitos en el agua. El resultado fue que los vegetales crecieron mucho más rápido y su fruto era muy

dulce y delicioso.