Pianeta ? Musica ?‍?

La música mueve los sentidos, y las noticias.
Los beneficios que conlleva estudiar con música

Los beneficios que conlleva estudiar con música

Desde siempre se ha sabido que la música tiene la capacidad de producir emociones, transportandonos a lugares y momentos que ya hemos vivido, pero además nos ayuda a conectarnos, o quizás, a desconectarnos.  De acuerdo a diversos estudios, se ha demostrado que para estudiar, la música es clave, mientras que en otros se indica que de preferencia se debe estudiar sin música.

De modo que, sería importante conocer la forma en la que nos ayuda la música a rendir más y la manera en cómo se le puede dar una especie de “un empujón” a nuestro cerebro haciendo uso de las distintas melodías.

El cerebro cuando escuchamos música

Según la ciencia, el cerebro se mantiene funcionando constantemente a través de impulsos, hormonas y reacciones químicas por lo que, estudiar, aprender, y memorizar le supone al cerebro un esfuerzo extra. De forma constante se ha insistido en que el hemisferio izquierdo se encarga de nuestra capacidad motriz, pero además es donde se desarrolla casi en su totalidad nuestro lenguaje: escuchar, hablar, los cálculos, la memoria. Este es entonces, el lado atribuido a la lógica.

Por su parte el derecho, es quien se encarga de la capacidad espacial, el reconocimiento facial y el procesamiento musical, y en consecuencia el que nos ayuda a comprender, interpretar, y analizar el contexto, es decir, el lado al que se le atribuye la creatividad. 

¿Logra influenciar la música a nuestro cerebro?

Los primeros estudios que se llevaron a cabo con respecto al efecto de la música estaban basados en la música clásica, aquella que se considerada de la Academia, de estudiosos y de las grandes mentes. Tales resultados señalaban una mayor incidencia en el lado derecho del cerebro, por lo que se consideraba que servía de gran ayuda dentro de los procesos creativos y planteamientos lógicos.

Pero con el tiempo, los estudios han concluido a grandes rasgos, que las estructuras cerebrales no se encuentran tan diferenciadas de acuerdo a los lados del hemisferio y que además en realidad funcionan en conjunto. De esta manera, la música influye en la parte central que es la encargada de unirlas, consiguiendo una mayor conexión neuronal.

Pero más allá de esa discrepancia, las dos corrientes han coincidido en que el estado emocional al que nos transporta sí tiene influencia en el funcionamiento cerebral. Si ésta influencia es positiva, entonces nos ayuda con la asimilación de los conocimientos, pues activa la hormona dopamina que ayuda con la conexión sináptica, el aprendizaje y también en la memoria.

Es así, como para muchos la música clásica resulta la mejor música con la que es posible relajarse, concentrarse y rendir, aunque la música clásica no no funciona de la misma manera  para todos, incluso podría haber quien le produzca todo lo contrario a la relajación.

Música, estudios y ondas alfa

Ciertos estudios han llegado a la conclusión de que la mejor música para estudiar es aquella que puede activar las ondas alfa, estás son las responsables de conducirnos a una relajación, y ello es porque nuestro cerebro funciona como una central electromagnética: emplea cuatro tipos de ondas para poder realizar las conexiones neuronales para todo tipo de acciones voluntarias e involuntarias.

Las ondas alfa logran emanar de nuestro cerebro en el momento en que se siente en relajación. Estás ondas ayudan con nuestra concentración y con la capacidad mnemotécnica, siendo básicas cuando se desea mejorar el potencial de nuestra mente.

En consecuencia, los resultados nos señalan que debemos escuchar música antes de estudiar, de esta manera se dedica un tiempo para concentrarse y alcanzar un estado elevado de relajación, a la vez que se prepara al cerebro antes del esfuerzo.